lunes, 9 de febrero de 2015

El derecho de admisión de los antros viola el principio constitucional de la no discriminación

#Repost.

Post original en el Blog Ius Spatium del Centro de Investigaciones Jurídicas de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey, el día 24 de marzo del 2014. Link: http://cijfldm.blogspot.mx/2014/03/el-derecho-de-admision-de-los-antros.html




                                                                                             Por: María Santos
                                                                                             Twitter: @marifersv94

"Vivir en cualquier parte
del mundo hoy 
y estar contra la igualdad,
por motivo de raza o de color,
es como vivir en Alaska
y estar contra la nieve."
- William Faulkner

La mayoría de los jóvenes del área metropolitana de Nuevo León frecuentan los antros los fines de semana y, algunos, incluso entre semana. Específicamente en San Pedro, los tres antros más populares son el República de San Pedro, el Pink Donkey y el Classico. Yo frecuentaba mucho esos tres durante mi preparatoria y algunas pocas veces desde que inicié la licenciatura, pues me aburrí. Sinceramente, nunca me ha pasado que no me dejen entrar a un antro; no obstante, me ha tocado presenciar la discriminación de los cadeneros del antro para con amigos míos, conocidos y desconocidos. El criterio, totalmente subjetivo, es que no te dejan entrar si eres “feo”, si eres de piel muy oscura, si eres homosexual, si tienes cortes de cabello extravagantes, si tu vestimenta no les parece buena, si le caes mal al cadenero o a algún RP (relaciones públicas), entre otras razones que desconozco. Claro que no a todos les pasa, pero a mucha gente sí.

Me siento muy indignada por la gente que sufre esta discriminación porque les afecta psicológicamente y emocionalmente y son injustamente juzgados con criterios muy estúpidos por gente que por ningún motivo tiene derecho a hacerlo. Los antros siempre se han escudado con el “derecho de admisión” que se reservan; empero, yo pregunto retóricamente: ¿realmente existe un derecho de admisión absoluto? La respuesta es sencilla: no. Es más que evidente que la selección de los antros es un acto de discriminación, lo cual va en contra de los derechos humanos reconocidos en tratados internacionales y en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
“Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.”
- Constitución Política Federal, artículo 1, quinto párrafo.
Todas las personas son iguales ante la ley.  En consecuencia, tienen derecho, sin discriminación, a igual protección de la ley.”
Convención Americana de Derechos Humanos, artículo 24.
“Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.”
Declaración Universal de Derechos Humanos.
Además, en ninguna parte de la Constitución Mexicana ni de los tratados internacionales en materia de derechos humanos se establece el derecho de admisión. El órgano competente debe sancionar a todo aquél individuo o grupo de individuos que discriminen por cualquier razón a otro ser humano.

Por supuesto, existen casos en los que los establecimientos mercantiles pueden reservarse el derecho de admisión. La Secretaría de Derechos Humanos establece condiciones objetivas que justifican el negarle la admisión o la permanencia a un individuo en algún establecimiento y que no incurren en una violación a los derechos humanos. Son las siguientes:
a) Cuando las personas manifiesten actitudes violentas o agresivas. 
b) Cuando hayan consumido drogas o se encuentren en evidente estado de embriaguez, que pongan en peligro a terceros. 
c) Cuando porten armas u objetos que puedan poner en peligro la seguridad. 
d) Cuando porten símbolos racistas o que inciten a la violencia. 
e) Cuando la capacidad del lugar esté al máximo. 
f) Cuando se haya cumplido el horario límite de cierre. 
g) Cuando se trate de menores de 18 años de edad.
Si no se dan alguna de las anteriores condiciones, no hay razón alguna que pueda justificar este acto de discriminación. 

Es de sabiduría popular que los antros, indebidamente, dejan entrar a menores de edad, con o sin identificación falsa, que venden alcohol a menores de edad, que no tienen las debidas condiciones de seguridad, que no cumplen con la ley anti-tabaco y que incumplen con el horario máximo establecido. En pocas palabras, rompen con la mayoría de las normas. Pero todo esto es negado por los dueños y encubierto por las autoridades. El problema es cuando violan los derechos humanos de una persona. En lo particular, me molesta mucho que discriminen de esa manera tan cruel y humillante a las personas, pero me molesta mucho más cuando lo presencio con amigas o amigos cercanos. Me ha pasado unas 5 veces que no dejan entrar a una amiga o a un amigo en el República. Aunque son pocas veces las que menciono, muchos conocidos me han contado de sus malas experiencias particulares y de terceros. 

Lo más triste de todo es que la sociedad sigue promoviendo este tipo de actitudes al acudir sin falta todos los fines de semana al mismo lugar. Leí un artículo hace unas semanas titulado “No vayas a Cervecería de Main Entrance” de Mauricio Valdez. Me gustó mucho su artículo y me intrigó para investigar el tema en lo jurídico. Descubrí que el derecho de admisión, salvo los casos anteriormente enlistados, es inconstitucional, violatorio de los derechos humanos, denunciable y sancionable por la Procuraduría Federal del Consumidor.

Hace unos años, la PROFECO emitió un comunicado en el que estableció los “derechos en el antro” que tienen los consumidores que asistan a estos establecimientos. Las diez recomendaciones aplican para restaurantes, bares, discotecas y centros nocturnos y las cinco principales son las siguientes:
a) Ningún antro puede seleccionar a la gente, porque eso es discriminación. 
b) Los antros no pueden negarte una mesa a menos que compres una botella, porque eso es condicionamiento. 
c) Los precios deben estar a la vista o en la carta y los antros deben cumplir con las promociones que te ofrecen. 
d) No te pueden obligar a un consumo mínimo, porque eso es condicionamiento. 
e) No te pueden incluir el servicio o exigirte propina, pues esta es voluntaria.

No pueden negar que, por supuesto, a todos los que han asistido a un antro les ha tocado que los obligan a cumplir alguna de estas condiciones, ya sea consumo mínimo, propina obligatoria o que no dejen entrar a un amigo o a una amiga, pues estos tres son los más comunes. No obstante, el tema aquí es el derecho de admisión. La PROFECO establece que si alguien presencia o sufre discriminación en algún antro debe denunciarlo al teléfono 01-800-468-8722 (lada sin costo).

Nunca antes he denunciado alguna de estas situaciones porque muy probablemente no va a proceder algún tipo de sanción contra los antros, pero ya no me puedo quedar callada. Es muy cruel y nefasta la actitud de los cadeneros y de los dueños de los antros al creerse con el derecho de discriminar al consumidor. Así sea el hombre más feo del mundo o el hombre más guapo del mundo el que está encargado de seleccionar quién entra y quién no, no tiene absolutamente ningún derecho para hacer sentir menos a alguien. Hoy precisamente denuncié al República de San Pedro (antro en Centrito Valle en el municipio de San Pedro Garza García, Nuevo León) por discriminar a una amiga la semana antepasada. No sé cuál haya sido el criterio del cadenero, pero hay testigos de que mi amiga no presentaba actitudes violentas, no había consumido drogas, no estaba ebria, no portaba armas ni símbolos racistas, la capacidad del antro no estaba al máximo, no se había cumplido el horario de cierre, pues eran las 12 de la madrugada, y no era menor de edad. Mi amiga portaba identificación oficial y estaba sobria cuando ella (amiga A), otra amiga (amiga B) y yo nos acercamos al cadenero para decirle el nombre de nuestra reservación. El cadenero nos pidió nuestra identificación a mi amiga B y a mi para dejarnos entrar. Sacamos nuestra credencial del IFE y se la dimos al cadenero mientras yo le decía que no eramos dos, sino que eramos tres. El cadenero repitió una y otra vez que solo pasábamos nosotras dos, excluyendo a mi amiga A. Sin saber cuál fue el criterio del cadenero para no dejar entrar a mi amiga, al no cumplirse ninguna de las condiciones justificadas por la PROFECO, se vuelve evidente que fue un caso de discriminación.

La funcionaria que tomó la denuncia permitió que se incluyera en la denuncia la anotación de que esto a sucedido múltiples veces en otras ocasiones. Me dieron un número de folio de la denuncia para marcar próximamente a preguntar el estado de esta. No pretendo que cierren el antro, pues no es el punto. Sino que le impongan una multa o que lo obliguen a no volver a hacer eso con las personas que asisten al mismo.

Repito, lo más triste de todo es que la sociedad sigue promoviendo este tipo de actitudes al acudir sin falta todos los fines de semana al mismo lugar a pesar de saber todo lo malo que hacen estos establecimientos. Precisamente este fin de semana estaba platicando con mi novio sobre los antros. Me dijo algo muy cierto: “Aunque la verdad me encante ir a los antros y sea súper antrero, no me gusta ser víctima de la mercadotecnia.” Y es verdad. A mi me gusta ir de vez en cuando y lo disfruto. Pero, si nos ponemos verdaderamente a pensar, vamos a un lugar sucio (¿han ido a un antro en la tarde en plena luz del día? ¡Está para vomitar!), sin salidas de emergencia viables, con condiciones de salubridad bajas, con riesgos de ser drogado por alguien que le pague al bartender o al mesero, a pagar cinco-diez veces lo que cuesta la botella con tal de estar en un antro que no sea “naco” y ser parte de la elite.

Yo sé que mucha gente no va con esa mentalidad. Muchos, como yo, vamos para divertirnos. Sin embargo, es un hecho que como consumidores que pagamos cantidades altas para estar ahí, debemos exigir que se nos trate con respeto, no ser discriminados, ser atendidos correctamente y exigir que el establecimiento cumpla, por lo menos, con lo que establece la ley. Si no hacemos esto, estamos propiciando que los antros sigan con este tipo de actitudes nefastas. ¿Qué harías si fuera tu hermana, tu novia, o si fueras tú mismo? Te aseguro que no dirías “eso le pasa por feo/fea”, como he escuchado muchos comentarios de conocidos cuando se habla del tema. Es decir, ¿estamos dispuestos a cosificarnos con tal de pertenecer?

La Comisión Nacional de Derechos Humanos ha señalado en múltiples ocasiones que el reservarse el “derecho de admisión” es un acto de discriminación, que, por ende, es inconstitucional, dado que se hace una selección despótica “fundamentada” en criterios subjetivos que afecta la dignidad de una persona y viola sus derechos humanos; se ha establecido que este acto de discriminación es perfectamente denunciable y sancionable.

Quiero expresamente establecer que no es en lo absoluto algo personal en contra del antro República, ni de los demás; la verdad, el República es el antro que más me gusta. Tampoco se trata del caso en específico que relato en el presente. Se trata de concientizar a la sociedad de que todos hemos sido o podemos llegar a ser víctimas de esta conducta y que debemos exigir que se nos trate de modo digno, tanto a nosotros mismos como a los demás.

Seguramente, con este artículo no va a cambiar nada en ningún antro y posiblemente la denuncia tampoco. Los antros seguirán discriminando siempre que sigan existiendo y la gente que asiste lo siga permitiendo; pero por lo menos, los que no sabían, pueden ahora defender sus “derechos en el antro” y denunciar si así lo consideran. Los invito a denunciar a todo aquél establecimiento mercantil que viole lo establecido por el comunicado de la PROFECO. Repito, posiblemente no proceda ningún tipo de sanción, pues los antros tienen más poder que los simples ciudadanos como tú y como yo; posiblemente no hay nada más que hacer. Si lo único que se puede hacer en estos casos es denunciar, ¡hagámoslo! Hay que cumplir con nuestro deber como buenos ciudadanos y con nuestros principios morales en solidaridad con el prójimo. 

Aunque no aplica directamente con el tema, la siguiente frase: “Si no hubiera desobediencia civil, los negros todavía se sentarían al final del autobús en los Estados Unidos” de Vicenç Navarro, aplica indirectamente, pues deja la enseñanza de que lo que es no necesariamente debe ser y que si descubrimos que lo que es no debe ser, tenemos la obligación de hacer lo posible para cambiarlo. 

No está bien que los antros cosifiquen al consumidor y lo discriminen; denunciemos y protestemos contra esta inaceptable conducta o, tácitamente, la estaríamos aprobando.


Aviso: En el presente espacio de diálogo y encuentro jurídico, las opiniones expresadas por cada autor son exclusiva responsabilidad de quienes las emiten, no representando de forma alguna el criterio de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey o de alguno de sus Centros Institucionales.




_________________________________
Aviso
: Todo lo escrito es a título personal. Lo expresado en este espacio es exclusiva responsabilidad de la autora y no representa de forma alguna el criterio de ninguna institución a la que pertenezca.

domingo, 8 de febrero de 2015

Trabajo final de la clase de Literatura de prepa (año 2012).

Me acabo de encontrar este trabajo súper viejo en mi laptop, mientras buscaba otro documento. Lo releí y me acordé de las clases de Literatura de la prepa. La verdad estaban súper padres, las extraño. Les comparto mi trabajo final de mi último semestre allí. A ver qué les parece. Son "análisis" de Nicanor Parra, Augusto Monterroso y Julio Cortázar. :)
________________________________________________________




Prepa Tec Campus Santa Catarina


Portafolio Final
Bachillerato Internacional



Profesor: Emilia Leal Uhlig
Materia: Lengua y Literatura



Alumno: María Santos Villarreal
Matrícula: A01195944



Fecha de entrega: lunes 26 de noviembre del 2012




________________________________________________________




Índice


I. Bosquejo del comentario oral sobre Nicanor Parra

II. Mapas conceptuales de dos artículos sobre Nicanor Parra
        1. Nicanor Parra y la poesía de lo cotidiano (I)
        2. Del vanguardismo a la antipoesía

III. Glosario analítico de Augusto Monterroso (La oveja negra y demás fábulas)

IV. Glosario analítico de Julio Cortázar (Rayuela)




________________________________________________________




I. Comentario oral sobre Nicanor Parra


Nicanor Parra es un poeta chileno, que nació en el año 1914 y vive actualmente. A sus 98 años de edad, le ha tocado vivir la época del parlamentarismo chileno, dieciocho presidencias desde dictaduras hasta gobiernos populistas, dos guerras mundiales, la Guerra Fría, milagros económicos, entre muchas otras situaciones. Todo ésto influyó irrefutablemente en las más de treinta obras que escribió, las cuales le han hecho merecer los más de 25 premios y honores que posee. 

La obra “Poemas y antipoemas”, escrita en 1954 durante la segunda presidencia de Carlos Ibáñez del Campo, fue su segundo libro. Este poemario porta una fuerte crítica a los primeros años de su presidencia. Se puede inferir del tono de sus textos que Parra considera que Ibáñez es ridículo, absurdo, débil y cruel. Todo esto se debe a que desde el inicio de su campaña no proyectó seriedad, puesto que su símbolo era la escoba, con la cual barrería la corrupción de los políticos y los partidos, y su lema era “Soy el General de la Esperanza”.

En cuanto a la economía, continuó con el desarrollismo radical, quitó los subsidios, eliminó el reajuste automático de sueldos, reformó el comercio exterior y mantuvo bajos los impuestos. En cuanto a la política, Ibáñez mantuvo muy buenas relaciones exteriores, sobre todo con Perón de Argentina, e impulsó reformas respecto a la nacionalidad chilena. En cuanto a lo social, construyó grandes obras de infraestructura, impulsó planes de urbanización y hubo persecución de homosexuales. Su gobierno se podría describir con una sola palabra: populismo. Ésto sirve de sustento para la antipoesía de Parra. Dado que las características de la antipoesía incluyen personajes antiheróicos, ironía, sarcasmo, humor y revolución estructural, puede decirse que toda su obra se relaciona con el gobierno populista, pero al mismo tiempo homofóbico, de Ibáñez. 

La corriente literaria del autor es la literatura superrealista, pero él pudo desarrollar su propio género literario que es, como ya se mencionó previamente, la antipoesía. Aunque ya se establecieron anteriormente sus principales características, quisiera recalcar que esta antipoesía es una escritura autocrítica en su máximo esplendor. ¿Por qué autocrítica? Porque Parra es un poeta que no puede escapar de la poesía. Crea este nuevo género literario porque no soporta seguir los estatutos literarios y sociales y es una forma de escapar de sí mismo. Pero esto no lo salva de caer en la misma categoría que sus predecesores: un poeta. Es precisamente esto lo que le molesta a Parra: caer en una clasificación junto con todos los demás.

La antipoesía parriana se podría describir con una sola palabra: rebeldía. El objetivo principal de esta rebeldía de Parra es el ser diferente. Quiere ser diferente debido a su falta de modestia: se cree superior a los demás. Pero, quisiera preguntarle a usted, lector, ¿quién no se cree superior?, ¿quién no se ve atrapado por su übermensch de Nietzche? Me atrevo a decir que todos lo estamos. 

Dentro de la obra “Poemas y antipoemas” se pueden observar los temas recurrentes del dualismo, el superhombre nietzcheano, el existencialismo agnóstico, el malditismo y la hipocresía antropocentrista. Este último término probablemente es muy confuso en matería de cuál es el sentido que le otorgo. Quisiera aclararlo porque este término en específico es lo que liga a la obra con su contexto histórico y con su autor. El antropocentrismo básicamente es una ideología que coloca al ser humano como el centro del universo sugiriendo que la naturaleza humana y su juicio es el que rige a la propia especie. Con “hipocresía antropocentrista” me refiero a que el humano rechaza su naturaleza, su lugar en el universo y su moral. El hombre busca ser diferente y al lograr serlo, es perseguido por la sociedad y por sus propios ideales hipócritas. El tratar de ser diferente es una traición a la naturaleza humana.


Quisiera retomar el ámbito social del gobierno de Ibáñez: persecución homosexual. Aclaro que tomo este tema controversial y delicado simplemente para sustentar lo que previamente he tratado de establecer, no es una crítica a la homosexualidad; me abstengo de declarar mi opinión personal en este tema puesto que es irrelevante, ya que este tema en sí no es lo central de este comentario, sino solamente un ejemplo. Volviendo a Ibáñez: este presidente era de carácter populista, que en pocas palabras puede describirse como alguien que quiere complacer a todos. Perseguir a los homosexuales va en contra de su corriente política populista. Un populista es, para empezar, un fuerte izquierdista. Un izquierdista, a su vez, es un rebelde. Un homosexual era considerado un rebelde natural. Con “rebelde natural” me refiero a que se desprende de su naturaleza. Ibánez era rebelde, los homosexuales “eran rebeldes”. ¿Por qué Ibáñez perseguía a los de su misma naturaleza? Porque es víctima de la hipocresía antropocentrista. Además, de que la política populista es en sí una paradoja. Un populista trata de complacer a todo mundo, por lo tanto un populista no puede verse enrolado en la política, dado que la política lleva consigo inevitablemente a la violencia. Cabe citar: “No me interesa la política. Soy un anarquista al que le repugna la violencia, desde la piedra de Caín hasta el armamento nuclear.” (Borges, 2) El antipoeta toma esta idea borgiana para criticar el gobierno violento de Ibáñez en sus poemas, estableciendo que el gobierno en sí mismo es violencia.

Nicanor Parra, como Ibáñez, también es víctima de la hipocresía antropocentrista. Su naturaleza literaria era la poesía, no obstante decidió crear su propio género antipoético para escaparse de su naturaleza sin darse cuenta de que la antipoesía es la poesía en su máximo esplendor. ¿Por qué? Porque la poesía es rebeldía, pero también es estructura. La poesía es verdad, pero también es mentira. La poesía es belleza, pero también es sosería. La poesía es sinceridad, pero también es hipocresía. La poesía es poesía, pero también es antipoesía. Nicanor Parra, al tratar de huir de la poesía, cayó en la máxima definición de ésta: la antipoesía.

La hipocresía antropocentrista también está ligada con los demás temas: el dualismo, porque al aceptar dos ideas opuestas al mismo tiempo como verídicas y de mismo valor, el humano se está contradiciendo a sí mismo; el superhombre nietzcheano, porque, como ya se mencionó antes, el tratar de ser diferente a toda la raza humana es signo de soberbia pura; el existencialismo agnóstico, porque establece que Dios puede o no existir y su existencia es irrelevante, lo que me lleva al siguiente tema; el malditismo, porque se refiere a lo que engloba a los poetas malditos, pero Parra se relaciona particularmente con el poeta maldito Charles Pierre Baudelaire.

La relación Baudelaire-Parra es evidente tanto en estructura interna, temas, metáforas, simbolismos, escencias e ideologías. Parra escribe en su mayoría en verso, sin embargo en pocas ocasiones utiliza la prosa con fines estructurales, al igual que Baudelaire. Parra trata temas políticos disfrazándolos de personales y vice versa, al igual que Baudelaire. Parra trata los mismos temas que Baudelaire, además de usar los mismos símbolos de Baudelaire, aunque probablemente con distinto significado, tales como el gobierno, el sexo y la libertad. Parra tiene una escencia oscura, al igual que Baudelaire. Parra carga con ideologías de izquierda, tanto en materia política como en materia humanista, al igual que Baudelaire. El primer poema de Nicanor Parra que leí fue “Autorretetrato”. Lo primero que se me vino a la mente al estarlo leyendo fue el verso: “Nuestros pecados son testarudos, nuestros arrepentimientos, cobardes” (Baudelaire, 52), del libro “Las flores del mal” de Baudelaire. 

El existencialismo agnóstico se deriva del dostoievskiano, y se puede sustentar, así como también el tono oscuro de la obra parriana, con esta cita: “El verdadero dolor, el que nos hace sufrir profundamente, hace a veces serio y constante hasta al hombre irreflexivo; incluso los pobres de espíritu se vuelven más inteligentes después de un gran dolor” (Dostoievski, 1) Fiódor Dostoievski establece que el dolor es la mano que quita la venda a la ceguera de la oscura existencia; Parra retoma esta idea y la plasma en su antipoesía. Además, el dualismo está presente en el Universo, con mayúscula, y se plasma claramente en la obra de Parra. Cabe citar: “Todos saben que en ciertas ocasiones yo me oculto detrás del del Mal, como cuando te enfermas y no puedes tomar un avión y el avión se cae y no se salva ni Dios; y que a veces, por lo contrario, el Mal se esconde detrás de mí, como aquel día en que el hipócrita Abel se hizo matar por su hermano Caín para que éste quedara mal con todo el mundo y no pudiera reponerse jamás. La cosas no son tan simples".(Monterroso, 61) Esta cita de la fábula “Monólogo del Bien” de Augusto Monterroso es la definición pura del dualismo.

Aunque Nicanor Parra escribió “Poemas y antipoemas” antes de que se publicara la obra de Monterroso, se puede encontrar un gran parecido en la influencia del malditismo, el uso de personajes bíblicos, paralelismo, dualismo y un tono oscuro; que son elementos presentes tanto en la obra de Monterroso como en la de Parra. 

Primordialmente los aspectos literarios que se pueden analizar son la composición interna del poema, las ideas recurrentes, los símbolos, el tono como elemento estructural, el estilo, el ritmo y las figuras retóricas. Se puede observar en muchos de los poemas de Parra que sus estrofas nunca son regulares. Es decir, no tienen todas las estrofas de un mismo poema el mismo número de versos y, a su vez, ninguno de los versos tiene el mismo número de sílabas.

Sin embargo, la organización de las estrofas está establecida de tal manera para que se siga un ritmo en específico. El dualismo y la rebeldía, más que nada, son unas de las ideas recurrentes en sus poemas. Tiende a usar símbolos como el sexo, el gobierno y personajes bíblicos; como lo hacía Baudelaire. El tono que emana la poesía parriana es de tinte oscuro y cuestionador. El estilo irónico se establece a través del lenguaje y de las figuras retóricas, las cuales principalmente son la imagen, la hipérbole, la antítesis y el quiasmo. La idea central de la obra parriana es la indecisión como dualismo hipócrita. Yo sé que esta idea puede ser clasificada como un pleonasmo, pero si se analiza con detenimiento se puede observar que la palabra sucesora de la anterior es la excusa de la misma. Es decir, la indecisión es causada por el dualismo que vive el hombre, el cual a su vez es causado por la hipocresía antropocentrista. 

Personalmente, yo considero que Nicanor Parra es uno de los poetas más sinceros, puesto que evitó la censura de sus ideales al plasmarlos en su obra poética. El tratar de desprenderse de su naturaleza, lo apegó más a ella; creando, así, la antipoesía como máxima definición de la poesía. Logró exitosamente establecer la hipocresía de la humanidad, tomando a esta como objeto primordial de su crítica; imitiando al poeta maldito Baudelaire. Los poetas malditos son el ejemplo viviente de la ideología rebelde, y Parra los tomó como mentores para crear su corriente antipoética. “Poemas y antipoemas” es una joya literaria que abarca toda la complejidad de la mente del ser humano, donde el autor se postula a sí mismo como víctima de su propia obra. 



Bibliografía:
  • Baudelaire, Charles, and Antonio Sarrión.Les fleurs du mal; Las flores del mal. 9a. ed. Barcelona: La Gaya Ciencia, 1977. Print.
  • Borges, Jorge Luis, and Osvaldo Ferrari.Reencuentro: diálogos inéditos. 5a. ed. Buenos Aires: Editorial Sudamericana, 1999. Print.
  • Dostoievski, Fiodor. "Fedor Dostoievsky - biografia, obras, influencia, e-books.."Fedor Dostoievsky - biografia, obras, influencia, e-books.. Versión 4. University of Texas, 18 Feb. 2005. Web. 26 Nov. 2012. <http://www.fedordostoievsky.com/frases.htm>.
  • Monterroso, Augusto. La oveja negra y demás fábulas. 1a. ed. Mexico: SEP/Alfaguara, 2001. Print.




________________________________________________________




II. Mapas conceptuales de dos artículos sobre Nicanor Parra

                1. Nicanor Parra y la poesía de lo cotidiano (I)


                2. Del vanguardismo a la antipoesía






Bibliografía:
  • Montes, Hugo, and Mario Rodríguez. "Nicanor Parra y la poesía de lo cotidiano I." Nicanor Parra. Versión 1. Facultad de Filosofía y Humanidades - Universidad de Chile, 2 Jan. 2003. Web. 26 Nov. 2012. <http://www.nicanorparra.uchile.cl/estudios/cotidiano1.html>.
  • Schopf, Federico. "Del vanguardismo a la antipoesía: Introducción a la poesía de Nicanor Parra (I).” Versión 1. Facultad de Filosofía y Humanidades - Universidad de Chile, 2 Jan. 2003. Web. 26 Nov. 2012. <www.nicanorparra.uchile.cl/estudios/vangua




________________________________________________________




III. Glosario analítico de Augusto Monterroso (La oveja negra y demás fábulas)


Augusto Monterroso nació en Honduras en 1921, pero a los quince años se fue a vivir a Guatemala con su familia. Al alcanzar la mayoría de edad optó por la nacionalidad guatemalteca. Desde 1944 vivió en México hasta su muerte en el 2003 a sus 81 años de edad; siempre fue muy autodidacta e interesado en literatura inglesa y española. Le tocó participar en la lucha popular para derrocar al dictador Jorge Ubico en Guatemala, lo cual le provocó el exilio, once presidencias mexicanas, la Guerra Fría, entre otros conflictos internacionales. Estuvo casado con la escritora libanesa Bárbara Jacobs. Se dedicó a escribir cuentos y fábulas breves, abordando temáticas complejas y con una visión provocadora del mundo en el universo. Su composición “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí” (Monterroso, 1), es considerada el segundo microrrelato más breve de la literatura universal, pero ignorando la brevedad, Monterroso afirma que sus interpretaciones eran tan infinitas como el universo mismo.

Dentro de sus aproximadamente once libros, es “La oveja negra y demás fábulas”, su segundo libro, el que más destaca. Fue publicado en 1969, diez años después de su primer libro, y consta de una parodia a los antiguos fabulistas en la que trata temas serios, tales como religión, política, cultura, racismo y ética, de una manera aparentemente humorística. Como bien establece Fernando Golvano en su “Presentación de Augusto Monterroso”, sus obras son un fascinante viaje al centro de la paradoja o de la extrañeza que acompañan la existencia humana. Paradoja: dualismo en su máximo esplendor. La paradoja hace explotar la realidad dual.

Monterroso pertenece a los autores fundamentales del posboom hispanoamericano y es conocido por sus relatos breves e hiperbreves en forma de fábulas  sin moraleja. Es por esto que Mario Cordero en su artículo “Augusto Monterroso y su burla sistemática a los géneros literarios” califica a los relatos monterrosianos como antifábulas.

Además, es importante mencionar que “La oveja negra y demás fábulas” fue escrita en un periodo de diez años que abarca las presidencias de Adolfo López Mateos y de Gustavo Díaz Ordaz, de centro-izquierda y de derecha respectivamente. Sin embargo, no se puede identificar la corriente política específica que Monterroso critica; sino más bien se concluye que Monterroso critica todas las corrientes políticas: es un anarquista. 

“La oveja negra y demás fábulas” enriquece cada nueva relectura. Podría decirse que todos los libros tienen un significado diferente cada vez que se leen, pero especialmente esta obra de Monterroso es portadora de esta característica, ya que la brevedad de sus relatos fomentan el dualismo de su significado. Todas sus obras tienen dos posibles significados y solo dos: es blanco o es negro, pero no es gris; es derechista o es izquierdista, pero no es de centro; es ateísmo o es teísmo, pero no agnosticismo. En fin: es paradójico, dualista, relativista. “No se me había ocurrido; pero me gustaría pensar que todo lo que he publicado es un homenaje a Borges... Borges nos ha enseñado mucho: todo un mundo de literatura, y tras de ese mundo, otros, de rigor, de imaginación” (1) Borges es un símbolo de la sabiduría, claro está. Me gustaría mencionar que Borges es mi escritor favorito, lo admiro mucho y mi forma de vida es borgiana. Es importante mencionarlo porque todo lo relaciono con Borges, al igual que Monterroso. Es por ésto que me atrevo a decir que es probable que entienda el significado original de las fábulas de Monterroso, porque ambos vivimos a Borges.

Monterroso es influenciado también por Alfonso Reyes, Miguel de Cervantes, Montaigne, uno de mis ensayistas favoritos, y Chéjov, uno de mis cuentistas favoritos. Todos estos influyentes son escritores de prosa, lo cual Monterroso adopta. Él siempre decía: “La cualidad principal de la prosa es la precisión: decir lo que se quiere decir, sin adornos ni frases notorias” (3) Segun Julio Fernando Avendaño Castro en su tesis titulada “Libertad y Literatura en La Oveja negra y demás fábulas de Augusto Monterroso”, la obra monterrosiana en discusión puede dividirse en dos según sus acciones: textos sin secuencia de acciones, los cuales son doce y están conformados por diferentes tipos de catálisis, y relatos propiamente dichos, los cuales son veintiocho y tienen de una a cinco secuencias simples que conforman su argumento.

Las características generales de la obra de Augusto Monterroso son que está escrita en prosa, el lenguaje es claro, accesible y sencillo, hay uso de recursos retóricos, principalmente la alegoría y la personificación, los textos son breves, las fábulas carecen de moralejas explícitas e implícitas, y la intención es literaria y no didáctica, por lo que existen errores de interpretación.

Los personajes que Augusto Monterroso utiliza en sus fábulas son todos animales. El manejo que les da es de revolución social, es decir, cambia totalmente la visión social que se tiene establecida ante cada personaje. Por ejemplo, en la primer fábula llamada “El conejo y el león” se menciona al león, el cual es colectivamente identificado como un animal valiente y poderoso; sin embargo, Monterroso lo plasma como un animal miedoso y conformista.

Así hace el autor con todos los animales a lo largo de su obra, con el fin de establecer el dualismo existencial. La estructura prosáica de la obra le da claridad y sinceridad al texto, así como el género de la fábula le da humor satírico e irónico a los temas tratados. El tiempo externo se divide en dos: el del autor, el cual es de diez años, y el del lector, el cual es segundos o minutos por fábula, dependiendo. El tiempo interno es subjetivo, dado que no se establece el tiempo histórico ni el tiempo de consciencia, y cronológico, ya que cada acción antecede a otra.

El espacio en cada fábula está definido, por ejemplo, en la fábula mencionada en el ejemplo anterior, el espacio es la selva; el espacio es, además, imaginario, puesto que no existe en nuestra realidad, pero está creado en base a lugares parecidos a los de nuestra realidad. El ambiente físico de las fábulas monterrosianas es de un lugar determinado, pero ficticio; el ambiente psicológico es humorístico, sarcástico e irónico.

Los símbolos que más utiliza el autor es el de los animales, los cuales representan ideologías, por ejemplo, el león en la fábula ya mencionada anteriormente representa la cobardía humana desde una absurda perspectiva psicoanalista; y de definiciones, los cuales representan posturas dualistas, por ejemplo, en “Monólogo del Bien”, el bien representa el mal y el mal representa el bien al mismo tiempo.

Las ideas que se presentan recurrentemente a lo largo de la obra son principalmente la crítica al gobierno como institución, a la religión como organismo lucrativo e hipócrita y a la ética como un invento del humano ignorante de la compleja maquinaria del relativismo. La voz narrativa que se utiliza en las fábulas es de tercera persona, en ocasiones omnisciente.

En cuanto al estilo, en el nivel morfológico se ve presente muy notoriamente la adjetivación y el uso de sinonimias y de pleonasmos; en el nivel sintáctico es notorio que la extensión de las oraciones es variada: en ocasiones es de una palabra, en ocasiones es de hasta un párrafo y hay uso del asíndeton y del hipérbaton; y en cuanto al nivel semántico se puede afirmar que el léxico en cuanto al alcance geográfico es general y en cuanto al nivel social es culto y hay uso de la imagen, la sinestesia, la comparación, la metáfora, la pregunta retórica, la hipérbola, la personificación y la antítesis.



Bibliografía: 
  • Avendaño, Julio, and Eugenia Moreno. "Libertad y Literatura en La Oveja negra y demás fábulas de Augusto Monterroso."Biblioteca Universidad de San Carlos, Tesis de Literatura. Versión 1. Universidad de San Carlos, Facultad de Humanidades, Departamento de Letras , 1 Nov. 2007. Web. 26 Nov. 2012. <biblioteca.usac.edu.gt/tesis/07/07_1860.pdf>.
  • Cordero, Mario. "Diario Paranoico: Augusto Monterroso y su burla sistemática a los géneros literarios."Augusto Monterroso y su burla sistemática a los géneros literarios. Diario Paranóico, 1 Feb. 2008. Web. 26 Nov. 2012. <http://diarioparanoico.blogspot.mx/2008/02/augusto-monterroso-y-su-burla.html>.
  • Enríquez, Lisardo. "Augusto Monterroso y la Prosa Breve.” Versión 1. Foro de Expresión Literaria, Educativa y Cultural, 16 Apr. 2012. Web. 26 Nov. 2012. <http://tlanestli.blogspot.mx/2012/04/augusto-monterroso-y-la-prosa-breve.html>.
  • Golvano, Fernando. "Presentación de Augusto Monterroso ." Augusto Monterrosoren Aurkezpena. Versión 1. Departamento de Cultura, Juventud y Deporte - Diputación Foral de Gipuzkoa, 24 Mar. 2007. Web. 26 Nov. 2012. <http://augustomonterroso.gipuzkoakultura.net/index-es.php>.

  • Slawinski, Janusz. "El espacio en la literatura: distinciones elementales y evidencias introductorias." El espacio en la literatura: distinciones elementales y evidencias introductorias. Versión 2. Criterios La Habana, 2 Sept. 1989. Web. 26 Nov. 2012. <www.criterios.es/pdf/slawinskiespaciolit.pdf>.








________________________________________________________





IV. Glosario analítico de Julio Cortázar (Rayuela)



Julio Cortázar fue un escritor argentino nacido en Bélgica y nacionalizado francés que rompió con los moldes clásicos mediante narraciones que escapaban de la linealidad temporal. Escribió alrededor de 40 obras, de las cuales sus dos primeras las publicó bajo el pseudónimo de Julio Denis. Conoció Nicaragua, Costa Rica, Cuba, Bélgica, México, Francia, entre otros países. “Rayuela” es una novela que fue publicada en 1963 que representa “la experiencia de toda una vida y la tentativa de llevarla a la escritura”, dijo Cortázar en una entrevista. Es parte del boom latinoamericano y es conocido por ser de carácter surrealista, relativista, plurirrealista y cae en el género de la antinovela. 

Los personajes de esta novela son: Horacio Oliveira y La Maga como coprotagonistas, Rocamadour, Etienne, Ronald, Babs, Guy Monod, Morelli, Ossip Gregorovirus, Perico Romero, Pola, Wong, Traveler, Talita y Gekrepten, además de las menciones a artistas, músicos y escritores tales como Homero, Baudelaire, Joan Miró, Goethe y Louis Armstrong, entre otros. Cada uno representa algo diferente: Oliveira es la sabiduría, La Maga es la ignorancia, Morelli es el alter-ego de Cortázar, Gekrepten es el opuesto completo de La Maga, y así todos los demás personajes tienen un significado trascendente.

La estructura de la obra es sobreoriginal, es decir, tan extraña que se ve forzado: contiene un tablero de dirección que sugiere dos posibles lecturas. Además es de  estructura prosáica y se divide en tres partes: “Del lado de allá”, “Del lado de acá” y “De otros lados”. El tiempo es indefinido y fugitivo. El espacio es imaginario, epifánico y surreal. El ambiente es plurirrealista y soberbio. Los símbolos son tanto los personajes como los objetos, todos y cada uno de ellos representan una ideología y su contraparte. Entre otros, los temas recurrentes son de la búsqueda del yo, la creación de las manifestaciones, el papel del doble, el amor, la muerte, el existencialismo y el nihilismo. Las ideas más recurrentes son las de rebeldía, justicia, igualdad y libertad. 

En cuanto al estilo, en el nivel morfológico se identifica la adjetivación, la vinculación de verbos, adverbios y conjunciones y el uso de sinonimias y juegos de palabras; en el nivel sintáctico se puede ver que el orden oracional es irregular, la extensión de las oraciones produces un efecto estilístico rítmico y el uso de paralelismos y quiasmos; y en el nivel semántico, se puede observar que el léxico es supraformal y el uso de metáforas, comparaciones, sinestesias, hipérboles, lítotes, ironía y antítesis.

Quisiera decir que Julio Cortázar es una falsedad literaria. Su sobreintelecualismo y su artificio rebuscado le dan un tono fariseo y evidencian su prostitución literaria.



Bibliografía:

  • Cuadra, Álvaro. "Rayuela: Tiempo y Figuras. Julio Cortázar y Walter Benjamin ." Rayuela: Tiempo y Figuras. Julio Cortázar y Walter Benjamin . Versión 1. La brecha digital, 3 Dec. 1984. Web. 26 Nov. 2012. <www.labrechadigital.org/labrecha/rayuelatiempoyfiguras.pdf>.



                                                TOTAL DE PALABRAS FINAL: 4341
________________________________________________________


* Nota: Como pueden ver, el "análisis" de la obra de Cortázar está súper cortito, pero no es porque no la haya leído ni nada. Es que la verdad no me gustó nada: me disgusta mucho Cortázar.









_________________________________
Aviso
: Todo lo escrito es a título personal. Lo expresado en este espacio es exclusiva responsabilidad de la autora y no representa de forma alguna el criterio de ninguna institución a la que pertenezca.



Non, je ne suis pas Charlie – Periódico Regeneración

Link original: http://regeneracion.mx/opinion/non-je-ne-suis-pas-charlie/

(Artículo de hace un mes. Olvidé ponerlo también en mi blog.)



Non, je ne suis pas Charlie




 

 Por: María Santos | @marifersv94

Regeneración, 12 de enero de 2015.- No, yo no soy Charlie Hebdo. Y no me malentiendan, condeno y repudio enérgicamente el atentado contra la revista mencionada y lamento profundamente su trágico asesinato, como lamentaría el de cualquier ser humano. No apoyo a los jihadistas, ciertamente. Los extremistas musulmanes no entienden el Islam, no entienden a Mahoma e, indubitablemente, no entienden el Qu’ran.
charlie
 Yo lo he leído y he estudiado esa religión (al igual que otras), pues me llama mucho la atención ese tipo de temas. Y el Islam es la religión que profesa la más devoción y paz. Como han dicho varios musulmanes en los medios de comunicación: los jihadistas y sus ataques le hacen más daño al Islam que las burlas de Charlie Hebdo. ¿Por qué? Pues porque las alimentan y les dan sustento.

 Charlie Hebdo es o era una publicación insultante, degradante, grosera, funesta… ¡Me repugnan sus portadas! ¿Cómo puede resultar eso cómico? No me malentiendan, lo repito. El derecho humano a la libertad de expresión es mi segundo derecho humano favorito (después del de la vida, claro). Pero creo que precisamente en esta época contemporánea se ha confundido mucho la libertad con el libertinaje y la libertad de expresión con la libertad de insulto. Como dijo Raúl Páez, un amigo al que admiro mucho: “¿Por qué cuando se mofan de los judíos es antisemitismo, pero cuando se burlan de los cristianos y musulmanes es simple libertad de expresión?” Yo pregunto lo mismo, aunque ciertamente se la respuesta: porque la gente exige respeto y no lo da y predica tolerancia y no la practica.

islam

 Me llama mucho la atención como millones de franceses y ciudadanos del mundo adoptaron la etiqueta de #YoSoyCharlie, cuando la mayoría ni siquiera comparten su insultante humor. No digo que no se deba hacer sátira de nada. Por supuesto que sé distinguir entre un chiste y una verdadera postura ofensiva sobre un tema. Por ejemplo, soy defensora de los derechos humanos de los LGBT; pero si me cuentan un chiste de gays, me da risa. Y todas esas veces que me han contado chistes vienen de personas que no son homofóbicas. También hay que tener sentido del humor. Otro ejemplo, soy mexicana, como la mayoría de ustedes, lectores; pero si me cuentan un chiste de mexicanos, me río como estoy segura que muchos lo harían. Pero esta es una diferencia abismal con el aceptar lapropaganda de estereotipos de discriminación y de violencia visual como lo que hace o hacía la revista Charlie Hebdo. Sus publicaciones me parecen inauditas.

 La revista de Charlie Hebdo ni siquiera es verdadera sátira: es pseudo-sátira, es un disfraz para la difusión de la intolerancia hacia los religiosos, de discriminación a los habitantes del Medio Oriente y de la fomentación de estereotipos dañinos. La sátira ayuda a que se practique la libertad de expresión y que se mantenga una democracia funcional (que yo no creo en la democracia, pero ese es otro tema). Charlie Hebdo no es o era una publicación satírica, sino una publicación constante de una muy grave violencia visual. Contribuyó enormemente a la discriminación en Europa y América de los musulmanes, que de por sí ya sufren bastante desde hace mucho tiempo. Se aprovechaba esta revista ofensiva para burlarse de los menos privilegiados y los más perseguidos (exceptuando dos que tres publicaciones).
islam

 Por lo único que podría decir que #YoSoyCharlie, como al parecer ahora todos son Charlie, es porque repudio el ataque que causó las más de 10 muertes de los caricaturistas. Pero #YoNoSoyCharlie: porque yo no me burlo de las creencias de los demás aunque yo no sea religiosa, yo no ofendo ni insulto de gravedad a los sectores que suelen ser blancos de discriminación y yo no apruebo la violencia tan aberrante y horrenda que era el contenido de la revista Charlie Hebdo.
 Estoy en contra de todo tipo de violencia: tanto en la forma de ataques jihadistas, como en la forma de caricaturas racistas y discriminatorias
 Donc, non. Je ne suis pas Charlie.


 __________________________________________________
Aviso: Todo lo escrito es a título personal. Lo expresado en este espacio es exclusiva responsabilidad de la autora y no representa de forma alguna el criterio de ninguna institución a la que pertenezca.